#OPINIÓN HUILENSE VOTA HUILENSE

37

Mi columna de hoy es un llamado a defender lo nuestro, a tomar conciencia sobre la importancia de apoyar lo que es propio, a pensar con el regionalismo a flor de piel, conscientes que actuar en pro y beneficio de los nuestros, nos hace crecer y nos fortalece como región.

Los paisas son señalados por los demás colombianos como regionalistas, simplemente por sentirse orgullosos de su territorio y pertenecer a una sociedad especial y única que describen como pujante, emprendedora y alegre.

Efectivamente los antioqueños destacan el proceso de cambio que ha tenido el departamento en más de 200 años de historia, además de su liderazgo, y ese es el sentido de pertenencia con el que han forjado lo que hoy son, uno de los más prósperos territorios del país.

Y en el Huila tenemos todos los méritos para pensar igual. Gracias a la pujanza y gran trabajo de su gente, somos hoy uno de los departamentos de mayor crecimiento, demostrando un potencial único que nos ubica como una tierra promisoria.

El Huila logró, no solo convertirse, sino mantenerse como el primer productor de café de Colombia. Hoy la tierra opita es vista como un gran destino turístico y como una zona de gran desarrollo.

Los paisas, no se resignan a ser los segundos productores de café, y están haciendo ‘lo habido y por haber’ para regresar al sitial del pasado, inclusive con estratagemas rebuscadas, como que la medición para definir el primer productor de café en Colombia no se haga por producción sino por productividad por hectárea.

Ahora que se acercan las elecciones de Congreso, es bueno reafirmar ese regionalismo. Por estos días vemos – por ser de circunscripción nacional- la llegada de candidatos al Senado de otras regiones, de esos que aparecen durante la campaña, o candidatos golondrinas que con tula en mano, transan algunos dirigentes de la comarca y después de las elecciones desaparecen como por arte de magia.

Leí en el portal lasillavacia.com, que el heredero de “Kiko Gómez”, Fernando Gómez Bacci, está buscando votos en el Huila, negociando con concejales y líderes de acá. Pero no solo son ellos. También están Eduardo José ‘Joche’ Tous; José Alfredo Gnecco; el guajiro Jaime Luis Lacouture, también relacionado con la ‘Ñoñomanía’. Pero no podemos dejar de lado a los Benedetti, Roy, los Name, y un sin número de políticos que vienen a alimentar ese ‘mercado electoral’, que degrada la política y corrompe al elector, lo que desanima con razón a los ciudadanos de bien, generando un ambiente de abstención. Pero ese no es el camino, hay que participar en el proceso electoral y con rigor examinar la trayectoria y las hojas de vida de los candidatos, y con una dosis de regionalismo pensar en lo nuestro, votemos por huilenses. Pensemos como paisas.

Fuente: www.lanacion.com